NORMAS DE HIGIENE VISUAL

En el tratamiento de los problemas visuales podemos diferenciar las normas de higiene visual, las ayudas ópticas y la terapia visual. Las normas de higiene visual se centran sobre todos en aquellos aspectos posturales y ergonómicos que minimizan la presión de las demandas visuales; como, por ejemplo, la distancia de trabajo, la iluminación o los contrastes figura/fondo.

• Hay que sentarse correctamente: pies apoyados en el suelo y espalda derecha.
• Los muebles deben de ser apropiados: la silla debe de ser regulable en altura y la mesa de trabajo debe estar en un plano inclinado de unos 15 a 20°. Un niño necesita muebles especiales para niños.
• La iluminación es muy importante; hay que leer y estudiar con una iluminación en el techo y otra directamente en el plano de trabajo, que no dé directamente en los ojos, que no deslumbre y que no haga sombra al escribir. Colocar el flexo a la izquierda si la persona es diestra y a la derecha si es zurda.
• La distancia de lectura no tiene que ser demasiado corta, la distancia ideal es aproximadamente del codo hasta la primera falange del dedo medio.
• Al leer, los antebrazos han de estar apoyados sobre el plano de trabajo.
• En cuanto a la TV y videojuegos se deben evitar brillos, nunca se debe de ver con la luz apagada, ni demasiado cerca, ni tumbado en el suelo, y no más de 1 hora diaria.
• No se debe leer con la cabeza, sino con los ojos. si esto no es así puede ser un signo de problema visual.
• Se debe situar la mesa de trabajo, a ser posible, delante de una ventana para poder mirar a lo lejos cada cierto tiempo.
• Interrumpir la actividad visual prolongada en visión próxima, levantando la cabeza o cambiando de postura.
• La dieta alimenticia debe ser rica en vitamina A (leche, zanahorias, ciruelas, yemas de huevo), verduras y frutas.
• Son recomendables las salidas al campo, a espacios libres o abiertos.

¡Visita nuestro centro en Valdebernardo y conoce todas nuestras ofertas! Descartar

0